Alberto Perassi a una semana del fallo: “No estoy más preso”

Sin su chaleco antibalas y sin la custodia que lo acompañó durante años, Alberto Perassi logró soltarse. Así lo expresó él en una entrevista con Televisión Regional Noticias, tras cumplirse una semana del fallo que dejó absueltos a todos los acusados por la muerte y desaparición de su hija.

Ellos están sueltos y yo también logré soltarme. No estoy más preso. Yo estaba preso custodiado y con un chaleco antibalas. Fue mi decisión sacar esto porque entendí que la jueza largó a estas personas porque son buenas y porque no tienen culpa. Así que, ¿qué me van a hacer a mí?”, expresó Alberto con cierta ironía y remarcó que con la sentencia terminó una etapa y ahora empieza una nueva.

El pasado jueves 2 de mayo, el tribunal integrado por los jueces Griselda Strólogo, Álvaro Campos y Mariel Minetti dejó en libertad por unanimidad a los nueve acusados en el juicio por Paula Perassi. “En los días posteriores estuve tratando de asimilar lo que pasó. Es muy duro pero tenemos que seguir luchando para saber que hicieron con Paula. Yo creo que el Estado me dejó solo una vez más, no estuvo nunca conmigo“, relató.

“Estoy de acuerdo con la resolución de la jueza, estoy de acuerdo con los derechos de los imputados. Pero pregunto, ¿y mis derechos dónde están? Siete años y nadie se hizo cargo de mis derechos, ni de los de Paula, los de la familia y los de la sociedad. Porque hay que trasladarlo a cualquier persona a quien le puede pasar algo así. Es esto lo que va a tener, una absolución de toda esta gente que realmente no hay dudas que fueron ellos los autores del hecho”, manifestó Alberto y volvió a exigir que se investigue: “Voy hasta el final, y no solo yo. Esta tarde vamos a demostrar en la marcha que todos queremos ir hasta el final“.

A las 19 horas, se realizará en la ciudad de San Lorenzo una Caravana Regional por Paula Perassi. Llegarán manifestantes desde Rosario y distintas partes del Cordón Industrial para confluir en la esquina de los bancos, rechazar el fallo y volver a pedir justicia.