“Es un caso de gatillo fácil” denuncia la familia de Juan Cruz Vitali

“Estamos malísimamente mal, queremos justicia. Es una pesadilla todo esto. No lo podemos creer, no sabemos en quién confiar. A mi sobrino no le dieron oportunidad, lo mataron a sangre fría“, dijo Jorge, el tío de Juan Cruz, ultimado por la policía luego de evadir un control policial.

“Escuché los disparos y le pregunté a la policía que hacían en mi casa. El cuerpo de mi sobrino estaba tirado a 15 metros, no lo reconocí en principio, porque estaba oscuro”, relató Jorge sobre la fatídica noche del domingo a la madrugada. “Mi sobrino manejaba un Fox de su hermano Ezequiel. No hubo forcejeo como dicen. En el camino, le tiraron 17 tiros. Cuando dejó el auto en la casa, a la novia la reducen y a 20 centímetros a Juan Cruz le pegaron un tiro en la cabeza por atrás. Les digo mataron a mi sobrino, lo mataron como a un animal, y ninguno me contestaba”, continuó explicando ante nuestro medio.

Después “se lo llevaron cargándolo como una bolsa de papas en el móvil y lo dejaron en la guardia”, agregó, pero ya estaba muerto.

 

Juan Cruz Vitali tenía 23 años

 

El hermano de la víctima, Ezequiel dijo que “le pegaron un tiro a él y otro pegó en la heladera. Podrían haber matado a otra persona además. Están ensuciando a mi hermano, él no tenia antecedentes. Es un caso de gatillo fácil, es un asesino el que hizo esto. Cuando él evade al control salió asustado, y llegaron esquivando las balas. Aceleró y llegó a la casa. No estaba armado y estaba de espalda cuando le dispararon”.

Juan Cruz Vitali tenía 23 años. El hecho está siendo investigado y hay muchos puntos para esclarecer. La familia quiere que intervenga Nación para que no se vea entorpecido el procedimiento. “Hay que esperar una semana para velarlo, que se haga el peritaje y recién ahí podremos sepultarlo”, señaló su hermano.