Detuvieron a un árbitro por intento de abuso a un juvenil de Newell´s

El árbitro Martín Bustos, que había estado preso por la causa que investiga corrupción de menores en el club Independiente, fue detenido en Rosario. Lo arrestaron en Santa Fe al 3200. Un empleado de la institución rojinegra se hizo pasar por uno de los chicos. Bustos tomó contacto con, al menos, uno de los juveniles a través de las redes sociales y se hacía pasar por masajista deportivo. En primer lugar, buscó ganarse la confianza del menor de edad con el objetivo de pactar un encuentro con él. De esa forma, la maniobra fue descubierta por el personal del club, que llevó a cabo un operativo conjunto con la policía y la justicia.

La denuncia por Grooming (engaño mediante internet) fue realizada por el club Newell´s Old Boys. El árbitro estuvo procesado y en prisión preventiva por abuso sexual y corrupción de menores con agravantes en la causa de la pensión de Independiente de Avellaneda. Sin embargo, los jueces de la Sala I de la Cámara de Apelaciones de Lomas de Zamora dieron lugar al pedido de la defensa del árbitro (y de otros dos acusados), aseguraron que los abusos no estaban “acreditados”y cambiaron la carátula a “promoción de la corrupción de menores”.

Según la ONG Grooming Argentina, ésta actividad se refiere al acoso virtual sexual a niños y adolescentes. Consiste en acciones deliberadas por parte del adulto para establecer lazos de amistad con un niño, con fines sexuales.

“Se trata de una serie de conductas emprendidas por un adulto con el objetivo de ganarse la amistad virtual de un niño,  lo cual crea una conexión emocional para disminuir sus inhibiciones”, señalaron desde Grooming Argentina.