Violencia y agresión en barrio Iturralde

Sergio, un vecino de 51 años vive con miedo desde el viernes a la madugada, cuando por defender a un joven que estaba siendo golpeado por varias personas, terminaron él y su hijo como blanco de las agresiones, golpes y amenazas.

Sucedió en Falucho al 700, en barrio Iturralde. Sergio se levantó para ir a trabajar, y entre las 4 y 5 de la madrugada escuchó la rotura de una botella en la calle y advirtió que le estaban pegando a un chico entre cuatro personas. “Lo defendí, uno salió corriendo y los demás me pegaron mí, y le pegaron con una botella a mi hijo. Te vamos a matar me dijeron”. Luego de golpearlos a ambos e insultarlos se fueron, pero a la media hora volvieron con piedras, cuchillas y una escopeta: “No pude salir, me tuve que quedar adentro. Eran tres personas”, relató el vecino.

 

El hijo de Sergio fue golpeado con una botella

 

“Si yo salía iba a ser peor, querían entrar a mi casa, rompieron el vidrio de la camioneta, la rayaron, me defendí con un palo para que no entren, como padre defendí a mi familia”, explicó sobre el violento hecho.

Así quedó la camioneta luego de los incidentes

 

“Querían meterse dentro de mi casa y matarme a mi. Ellos tienen de derecho andar sueltos y uno tiene que estar enrejado y con miedo. La política proteje a esa gente. No puedo salir a trabajar por miedo y también por mi familia”, lamentó.

El saldo de la violencia inusitada fue la rotura de la nariz y golpes en el pecho a Sergio, golpes a su hijo en la cabeza, además de destrozos en la vivienda y en su auto.

La denuncia ya está hecho en jurisdicción de la Comisaría 5°. “Tienen que esperar la orden del fiscal, si vuelven yo me voy a defender”, concluyó.

Un tendal: destrozos en su casa y su auto