Dejó a sus hijos encerrados en una camioneta y se fue a bailar

Un hombre de 36 años dejó la madrugada del sábado a sus hijos de siete y tres años encerrados en su camioneta y se fue a bailar a un boliche de Capitán Bermúdez.

El hecho se conoció a las 5.50 cuando personal policial que patrullaba la zona en la ruta nacional 11 y Pampa, en Capitán Bermúdez, vieron que sonaba la alarma de una camioneta Volkswagen Amarok estacionada y al acercarse observaron a una niña de siete años y a un niño de tres, que lloraban en su interior.

Inmediatamente, los efectivos hicieron llamar al padre de los niños por los altavoces del local bailable, pero como no respondió forzaron las puertas del vehículo y rescataron a los menores, que fueron trasladados hasta la seccional de Capitán Bermúdez.

Poco después, el padre de los niños que es un reconocido empresario del rubro alimenticio de la ciudad santafesina de Villa Gobernador Gálvez, fue a buscar a sus hijos a la comisaría, y fueron reintegrados luego de una revisión médica en un hospital.

La madre de la nena de tres años, contó que ella había viajado a Buenos Aires y el padre tenía que quedarse con la nena hasta el lunes próximo, después de haberla retirado del jardín el viernes último por la tarde. La mujer indicó que fue pareja del empresario hasta junio pasado, cuando lo denunció por violencia de género y se le aplicó una restricción perimetral.

Según contó, no es la primera vez que los nenes sufren una situación de abandono. “Él tiene la costumbre de dejar a los chicos durmiendo dentro de la camioneta mientras se va a hacer sus cosas. Ya tuvimos conflictos por este motivo. En la empresa, los dejaba durmiendo en el estacionamiento y decía que los vigilaba por la cámara de seguridad”, aseguró.