Vicentin sigue negociando su deuda y espera reactivarse

La empresa emitió un comunicado en el que ratifica que quiere llegar a un acuerdo con sus acreedores “cualquiera sea la figura jurídica aplicable”. Hasta la semana pasada se negaba a ceder las decisiones de una posible venta a la Justicia comercial.

Por su parte, Pablo Reguera, secretario general del Sindicato Aceitero manifestó a Televisión Regional que “el gobierno va a colaborar todo lo posible para que la empresa se ponga en marcha” tras una reunión mantenida en la sede del Ministerio de Trabajo. Detalló además que más allá de algunos cruces de palabras, fue muy positiva la presencia de todas las partes ya que esa situación no se había dado previamente.

Desde el gobierno el mensaje fue claro, defender la industria nacional para evitar que la empresa cierre sus puertas.

En este marco la venta de alguno o varios de sus activos también está entre los planes inmediatos de los dueños de Vicentin. Titulares de la empresa explicaron que siguen negociando con sus acreedores (entre los cuales el principal es el Banco Nación, de quien recibió un crédito de poco más de u$s18.300 millones), para salir cuanto antes del “estrés financiero” anunciado dos meses atrás y por el cual paralizó sus dos plantas de crushing y toda su operatoria comercial.