En alerta por la situación en Vicentín

La reunión se desarrolló en la sede que la confederación posee en barrio 2 de Abril, con la presencia de gremialistas, empresarios, legisladores, intendentes y presidentes comunales de la región.

En este marco, el intendente Leonardo Raimundo evaluó el impacto que el cese de actividades de la empresa tiene en la zona: “Es un problema detonante para la región, con consecuencias impensadas en la cadena de comercialización de cereales, en el gremio aceiteros y en la cadena local de comercio”.

Vicentin, una de las principales compañías agroexportadoras de la Argentina, solicitó este lunes la apertura de su concurso preventivo de acreedores. En total, la deuda de la firma es de 1350 millones de dólares, dividida entre 1000 millones a los bancos y el resto a empresas del sector agrícola.

Son más de dos mil las fuentes laborales que penden de la continuidad de Vicentín y ante esa situación el cordón industrial del Gran Rosario se puso en alerta. Desde hace semanas, las guardias en la planta de Vicentín en San Lorenzo son mínimas.