Patrones fluviales exigen mayores controles sanitarios

“Cuando tengamos el primer infectado en la actividad fluvial ya será tarde”, así de contundentes los representantes del Centro de Patrones se expresaron ante las autoridades ejecutivas de la provincia y la región. “Tienen que actuar sobre los trabajadores del río, porque son el primer contacto con las tripulaciones extranjeras”.
En una reunión con autoridades regionales, Prefectura, funcionarios provinciales, Sanidad de Frontera y Migraciones, se debatió sobre las amplias posibilidades de que el virus del COVID-19 ingrese a nuestra zona por la vía navegable.
En ese sentido el secretario de interior del Centro de Patrones Alberto Maldonado expresó su preocupación por el contacto directo de los afiliados con el personal que tiene acceso a los buques: “No vamos a controlar un virus con recomendaciones a los trabajadores, necesitamos una decisión firme de controlar e inspeccionar a todas las tripulaciones”.

Con respecto a la decisión de que Sanidad deje de emitir el “short pass” a tripulantes de buques, los referentes del gremio remarcaron: “que no bajen los tripulantes no garantiza que el virus no llegue, los patrones y prácticos son el puente”. Desde la delegación estamos exigiendo que se instale un destacamento de sanidad de frontera en cada terminal portuaria, que cada buque sea inspeccionado y que al ingreso en recalada se realice una cuarentena de 14 días obligatoria como lo debe hacer cualquier vecino: “Es impensado que un ciudadano deba hacer una cuarentena mientras que un extranjero pueda navegar por nuestro río hasta San Lorenzo, solo con una declaración de su propio capitán”.