Continúa el conflicto en el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos

Luego de los incidentes producidos semanas atrás, donde un grupo de afiliados al Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (Supa) impidió el acceso del secretario general Herme Juárez a la sede sindical, el conflicto continúa. Un  grupo, que se identifica como ‘lista celeste y blanca’ respondería al interventor designado.

En una asamblea realizada en la jornada del martes, en el Centro de Operaciones del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) trabajadores manifestaron encontrarse en una situación límite. “Los estibadores necesitan que la situación se solucione” indicaron que la medida de fuerza no es contra los puertos ni contra las exportadoras, pero que la situación ya es insostenible.

En el escrito que presentarán ante las autoridades nacionales se incluye el pedido de convocatoria a elecciones ya que las autoridades electas del Supa se encuentran suspendidas por orden de la Justicia Nacional del Trabajo, que dispuso que la medida se prolongue por el término de tres meses.

La otra campana

En diálogo con La Capital, Herme Juárez consideró que “estas son acciones de un grupo de afiliados. No son muchos y, sobre todo, no son el Supa. Es apenas un grupo, que ni siquiera entiende los intereses que defiende, porque responden al interventor anterior, que ya no está. Responde a gente de afuera que quiere dividir a los estibadores y ya lo dice el Martin Fierro: Cuando los hermanos se pelean, los devoran los de afuera. Estos muchachos no se dan cuenta que también se los quieren devorar a ellos. No entienden que el único que gana con un paro, es Urban”.

El abogado Marcelo Urban es el interventor designado bajo la administración de Mauricio Macri,