Detectaron contaminación industrial en la reserva natural de Villa Gobernador Gálvez

Una inusual espuma y un insoportable olor sobre el arroyo Saladillo entre Rosario y Villa Gobernador Gálvez dispararon el alerta de ambientalistas de la zona, que detectaron un vertido químico en plena área protegida y preparan una denuncia ante el Ministerio de Ambiente y Cambio Climático de la provincia.

Los fluidos contaminantes, que terminan en el río Paraná, llevan varios días siendo desechados en el agua que avanza entre el Parque Regional Sur rosarino y la Reserva Natural de la vecina ciudad, que consta de cien hectáreas de un bosque nativo único en el sur santafesino y donde conviven cientos de especies animales.

Desde la cuenta de Instagram de la Reserva publicaron que “uno de los impactos ambientales más notorios que siempre vimos en la Reserva es la contaminación del zanjón. Y en tiempos de pandemia esta situación empeoro aún más, tal como se ve en las fotos y video. El zanjón nace al oeste de la Av. San Martín y desemboca en el arroyo Saladillo, cerca del barrio La Isleta y frente al Parque Sur de Rosario, y luego se incorpora al Rio Paraná. Tiene la función de ser un aliviador pluvial, sin embargo por el fuerte olor, el color blanquecino y hasta la espuma que se pueden ver en su curso, podemos asegurar que además de agua de lluvia es evidente que aquí se descargan efluentes que no son tratados correctamente por quienes los generan.”