La curva de la pandemia redujo la velocidad de crecimiento pero aún no bajó, dicen especialistas

La curva de nuevos casos de coronavirus se desaceleró en los últimos días pero todavía no bajó como sucedió tras la primera fase del aislamiento en marzo, indicaron especialistas, que advirtieron que la ocupación de terapia intensiva y los fallecimientos siguen en aumento.

El miércoles se notificaron 4.250 nuevos casos nuevos de personas con Sars-Cov-2, una cifra récord desde que comenzó la pandemia, de los cuales 2.734 fueron de la provincia de Buenos Aires y 1.220 de la ciudad de Buenos Aires.

“Para definir dónde estamos debemos pensar respecto a qué. Si uno quiere evaluar si los casos van a bajar no sirve ver la ocupación de camas de terapia intensiva o la cantidad de personas fallecidas, porque esas variables nos muestran qué pasaba con la circulación del virus hace 15 o 20 días atrás por lo menos”, sostuvo el investigador de Conicet Jorge Aliaga.

“Es muy claro cómo la curva bajó hacia fines de marzo y principio de abril como consecuencia de la primera fase de la ASPO; eso sería lo deseable que pase ahora, pero no es lo que se está viendo”

“Es difícil decir lo que sucede en los últimos días porque hay demora en la carga de datos; pero si miramos los primeros días de julio, que estimamos que ya estaría casi todo cargado, lo que vemos es que hay una desaceleración del crecimiento de casos, pero no una baja, sostuvo.

Esto es porque existe un tiempo entre que el caso se notifica y la persona se muere que en más de un 30% sucede a la semana, un 22% a los quince días, un 11% a las tres semanas, un 5% al mes y entre un 6 y un 7% que muere entre la semana cinco y la ocho, según se desprende de un gráfico realizado por Aliaga con información oficial.